Romántica

Vamos Nena, rómpeme el corazón, Lorraine Cocó

FICHA TÉCNICA

Título: Vamos Nena, rómpeme el corazón (Sweet Love 2)

Autor: Lorraine Cocó

Género: Romántica

Editorial: Autopublicada

Número de páginas: 229

SINOPSIS

La primera vez que Matt Weaver vio a Sarah Patterson, sus neuronas quedaron congeladas al contemplar a la despampanante rubia que acababa de entrar en el ascensor.

Sus miradas se cruzaron una fracción de segundo en la que se vio a sí mismo estirando la postura e intentando sonreír, como un pavo real desplegando todas sus plumas para atraer la atención de la hembra. Pero estuvo seguro de que solo había conseguido reproducir un gesto estúpido y sin sentido cuando ella frunció el ceño, consternada, antes de girarse y darle la espalda. Se había mudado a la Gran Manzana hacía unos meses con la intención de cambiar de vida, y entre sus nuevos mandamientos, en primer lugar estaba aquel: «No volverás a enamorarte ni a confiar en una mujer». Solo quería centrarse en su trabajo como residente de cirugía de uno de los mejores hospitales del país y divertirse cuanto pudiese.

Pero cuando tu vecina del séptimo parece un ángel de Victoria’s Secret caído del cielo con un especial interés en volverte loco, desvelar sus más íntimos secretos empieza a convertirse en un reto muy excitante y personal. 

Porque cada mirada es tan provocadora, cada encuentro tan excitante y cada descubrimiento tan sorprendente y tentador, que… ¿quién podría resistirse?

OPINIÓN PERSONAL

La historia comienza con Matt. Acaba de salir corriendo del apartamento, como ya es costumbre en él, para no llegar tarde al trabajo. Llega en el momento justo en el que se van a cerrar las puertas del metro, pero nada va a poder borrarle la sonrisa de la cara. Hoy es un día muy especial para él: es médico y aprendiz de cirujano y por primera vez va a asistir como ayudante en una operación de trasplante de corazón.

Al llegar al hospital Eliza Chambers, la jefa de cirugía cardiovascular le dice que él no va a participar en la operación del señor Evans, que esta vez lo hará una compañera suya. Él, completamente molesto por lo que acaba de decirle, la recrimina diciéndole que lleva varias semanas preparándose para este momento y que no es justo. Ella, sin ningún tipo de empatía hacia él, simplemente le dice que le entregue la documentación a su compañera y que se vaya a realizar suturas a urgencias.

Así es como en unos minutos el maravilloso día de Matt pasa a ser un día triste y gris…Todavía no es consciente de que este contratiempo solo es el comienzo de los grandes cambios que va a vivir a partir de ahora.

Matt es el protagonista de esta nueva historia. Si has leído el libro anterior te darás cuenta de que se trata del hermano de Lauren (si no es el caso no te preocupes, no vas a tener ningún problema para entenderlo). Comparte piso con su novia Jane y una amiga de ésta en Rhode Island y trabaja como interno en el Morton Hospital desde hace casi un año. Desde su infancia tuvo claro que quería dedicarse al mundo de la medicina, como su padre. Vive para su trabajo; dedica el 70% de su tiempo a trabajar en el hospital, haciendo 100 horas semanales con turnos de 48 horas.

Algunos de los personajes los conocía del libro anterior (Matt, Lauren, sus padres, Kenneth, Jane y Payton) pero en este he podido conocer a otros como Carla, Daniel, Eric, Sarah, Chloe, Tammy, Irving, la señora Fleming y su gato Lucifer.

Sarah, a pesar de que su vida cambió de una forma tan inesperada, siempre ha sabido mantenerse fuerte y ha seguido luchando de una forma totalmente ejemplar. Tiene una coraza por miedo a dejarse llevar por sus sentimientos, pero es una mujer muy dulce y familiar.

Las pequeñas Chloe y Tammy me han robado el corazón desde el primer momento. Son unas niñas totalmente adorables que transmiten muchísima ternura, sobre todo Tammy y su vocabulario de bebé. Al leer sus frases me ha parecido tan graciosa que ha sido inevitable imaginármela hablando de esa manera.

La señora Fleming también ha conseguido hacerse un hueco en mi corazón, pero de una manera totalmente distinta. Es un personaje muy autentico y gracioso, la típica señora cotilla del edificio, con el tópico de tener un gato y encima se llama Lucifer (que, por cierto, el nombre le viene como anillo al dedo), con una mirada arisca como ella misma.

El libro cuenta con 24 capítulos y un epílogo divididos en 229 páginas, narrado en tercera persona. La pluma de la autora es fresca y juvenil, haciendo que te adentres en la historia de tal manera que te sientes parte de ella. Es una lectura sencilla con una preciosa historia que vale la pena leerla.

La trama, en esta ocasión, gira en torno a la vida de Matt, aunque su familia sigue estando presente. Me ha gustado mucho el cambio que ha tenido este personaje desde su adolescencia hasta ahora. Se ha convertido en un hombre maduro que a pesar de los problemas que se le presentan pone las cartas sobre la mesa sin mirar atrás y lucha por conseguir lo que realmente desea.

Es una historia que desde el primer capítulo me ha hecho sentir distintas emociones. He tenido momentos de enfado y de rabia en ciertas escenas que me han tenido con el corazón en un puño, momentos de tensión por saber que va a suceder entre los personajes y momentos muy especiales en los que me he enamorado.

El final, como el libro anterior, me ha cautivado totalmente. Es tan especial y tan bonito que lo he leído con lágrimas en los ojos, ha sido imposible no sentir esa felicidad e ilusión por los personajes. El epílogo me ha dejado con la miel en la boca y no puedo esperar más para adentrarme en la siguiente aventura. Te aseguro que la familia Weaver enamora.

En conclusión, es una novela romántica llena de situaciones inesperadas y personajes muy especiales que te robarán el corazón. Prohibido no enamorarse.

Deja un comentario